Skip to content

Convenios Marítimos Aplicables ?

16 agosto, 2016

Mucho se ha discutido la validez de un Convenio Marítimo cuando el Estado no lo ha suscrito o ratificado oficialmente, o cuando este no ha pasado por el procedimiento interno, constitucional o no, que ordena su propio ordenamiento jurídico.

La Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados prevé que un Tratado (que es el término genérico para cualquier tipo de acuerdo internacional, como el Convenio) no puede ser aplicado a un Estado que no ha formado parte del mismo ni lo ha suscrito, ratificado o se ha adherido al mismo.

Adicionalmente, prevé la Convención mencionada la posibilidad que un Convenio genere derechos para un Tercer Estado (entiéndase como tercer Estado aquél a quien el Convenio no se le aplica). Este Estado, según nuestro criterio, debería ser notificado mediante procedimientos diplomáticos y más aún si la aplicación de esa parte del Convenio podría incluir algún tipo de carga u obligación.

Dos son, además, según nuestra opinión, las formas adicionales mediante las cuales puede ser aplicado un Convenio en un Estado no parte.

La primera es la aplicación por vía de la primigenia fuente del Derecho Internacional: La costumbre. Si el Estado, mediante prácticas usuales, pacíficas y reiteradas aplica los extremos de un tratado internacional, o sus aspectos neurálgicos, puede interpretarse que el mismo le es exigible.

En segundo lugar nos encontramos frente a la adopción de las disposiciones del Convenio dentro del derecho interno del Estado no parte. Aquí pueden derivarse varias interpretaciones. Podrán aplicarse las disposiciones adoptadas pero no la integralidad del tratado? Cuál es la expectativa o buena fe de los terceros Estados que pretendan su aplicación? Estas y otras interrogantes deben ser planteadas y debatidas con profundidad.

El Venezuela, un caso de estudio sería la aplicación del Convenio de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982. Venezuela no formó parte del Convenio por realizar reservas no permitidas en el mismo; básicamente sobre la delimitación de sus zonas acuáticas ante Estados limítrofes, el concepto de Isla y sus implicaciones. Sin embargo, la Ley Orgánica de Espacios Acuáticos adopta no solo una serie de definiciones, sino en gran parte el sistema de medición y organización de los espacios acuáticos que son desarrollados en la CONVEMAR: El mar territorial, la Zona Contigua, la Zona Económica Exclusiva, la Plataforma Continental, el Paso Inocente, entre otras.

De cierta manera, la legislación venezolana aplica disposiciones de la CONVEMAR. Sin embargo, la exigencia de la aplicación del extenso de la Convención no ha sido aceptada expresamente por Venezuela. En cuanto a la extensión de su ZEE y los conflictos que esto pueda generar frente a terceros Estados, Venezuela alude a sus Convenios Bilaterales, Laudos Arbitrales y otras fuentes. Restaría consultar la opinión de Estados imparciales sobre la aplicación del resto de CONVEMAR a Venezuela. Esto llevaría al estudio de conceptos como el de Soberanía y el principio de Pacta Sunt Servanda.

En todo caso, seguiremos abundando en este tema.

RM

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

From → Sin categoría

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: